LNB · 27 de Junio de 2021

Quimsa · Quimsa

Acevedo vuelve a casa: "Quimsa era el único que me podía sacar de San Martín"

El ala pivote, de las más grandes revelaciones de la última Liga Nacional, armó sus valijas para dejar Corrientes y regresar a su Santiago del Estero querido, para fichar en ese Quimsa que lo vio nacer. Es el regreso al club después de 11 años, y vuelven a unirse dos caminos en pos de un ambicioso objetivo.

“Este es un gran desafío deportivo para mí y me llega en un momento donde soy una persona mucho más madura”. La frase pertenece a Sebastián Acevedo, nuevo jugador de un Quimsa que se rearma para volver a ser candidato. El ala pivote viene de tener un año brillante en San Martín de Corrientes, siendo una de las revelaciones de la Liga Nacional. Y ahora, con la mente puesta en lo que viene, no detiene su pleno ascenso.

La alegría y ansiedad definen su cabeza en este momento. Sin dudas este regreso a su querido Santiago del Estero y a Quimsa después de 11 años cae en un momento justo, donde la vara está bien alta y donde se encuentra en un punto justo de maduración. Es volver a casa, ahí donde arrancó su carrera y se enamoró del básquet, en ese club que lo vio nacer. Y si bien tiene una connotación fuerte desde lo sentimental, desde lo deportivo también encaja todo a la perfección y en esta charla con Prensa AdC lo refleja en cada palabra.

- Hago una conjunción del romanticismo que hay con tu vuelta a Quimsa. Pasaron 11 años, surgiste en el club y hoy se te da esa oportunidad de regresar a tu casa, al lugar en el que naciste deportivamente. ¿Cómo se dio todo?
- Creo que esta vuelta se da en un momento justo. Tanto personal como profesionalmente estoy en un momento donde me siento cómodo, sé que a mi carrera le faltan conseguir un montón de cosas, pero en estos días cuando se oficializó mi contratación me ha hecho un poco de ruido la cantidad de saludos que me llegaron. Uno no dimensiona eso a veces, lo que pasó en estos 11-12 años. Que hay mucha gente que me ha seguido mucho a lo largo de mi carrera, mucha gente que me ha hecho saber esa alegría que generaba mi vuelta a Quimsa. Esas cosas no las dimensionaba.

- ¿Cómo te sienta esta vuelta?
- Primero que nada la quiero disfrutar, siendo lo más lo más responsable posible. Para un santiagueño, o por lo menos para mí, volver a mi ciudad, a mi hogar, al club donde arranqué con esta locura que es el básquet, la verdad me emociona mucho. Tengo una mezcla de sensaciones encontradas y muy lindas. Más allá de todo eso que puedo sentir tengo muchas ganas, ganas de poder demostrar, de estar a la altura y de disfrutar el poder estar en mi casa, con mi familia, amigos y novia... estoy con muchas ganas y ansiedad también. Me pone muy feliz y contento por cómo se dio todo.

- ¿Qué te estimuló de todo esto sabiendo el peso de Quimsa y la realidad que vive en estos últimos años ganadores?
- Quimsa era el club que a mi parecer podía sacarme de mi zona de confort, que era San Martín, con su dirigencia y los compañeros que tuve ahí. Sabés muy bien el grupo tan lindo que teníamos en San Martín, sobre todo también con un cuerpo técnico con el cual me venía sintiendo muy cómodo en estos últimos dos años. Pero el desafío deportivo que sentí a la hora de escuchar la propuesta de Quimsa fue clave para mi decisión. Desde lo emocional mi decisión pasó por ahí. Estoy con muchas ganas de afrontar este desafío deportivo y personal, y espero estar a la altura. Vamos a intentar pelear por absolutamente todo lo que tengamos delante, como tiene que ser, y sé que lo implica estar en Quimsa. En estos últimos años se ha transformado definitivamente en una institución consolidada y siempre apostando a pelear todos los torneos. Eso se convirtió en mi siguiente paso: madurar en ese sentido, encontrar un rol en un equipo que va a luchar todo, y eso me pone muy contento.

- ¿En qué momento te agarra? Porque claramente ni Quimsa ni vos son lo mismo que hace 11 años atrás…
- Siento que me llega en un momento en el que soy mucho más maduro. No te digo sólo como jugador, sino también como persona. Todo lo que significa volver a Quimsa y a mi ciudad, con la máxima responsabilidad que implica, es una decisión que tuve que tomar con madurez y sintiéndome capacitado como para poder afrontar el desafío. Por eso acepté la propuesta. Mi esencia no va a cambiar porque Quimsa haya ganado cosas importantes en estos años. Tanto la institución como Seba González me conocen y saben que no soy un jugador que se va a enojar si no toca la pelota o cosas así, yo soy un jugador de rol que va a tratar de sumar su grano de arena para que al equipo le vaya bien.

-En tu carrera fuiste cumpliendo ese escalón por escalón, sin saltearte nada. Desde muy chico, siendo juvenil, decidiste cambiar Quimsa para empezar a ganarte cada lugar que te tocó. Arrancaste desde abajo, con Liga B y TNA en su momento, y en los últimos años la Liga con un último año tremendo en San Martín, pero respetando el consolidarte en cada nivel sin apresurarte. ¿Dónde ubicás el escalón Quimsa de hoy?
-Este es el escalón que quería dar ahora. Le agradezco mucho a San Martín por todo lo que me ha dado en estos últimos dos años, y sobre todo a Diego Vadell y a mis compañeros por toda la confianza que depositaron en mí. Soy un agradecido por todo lo que me brindaron. Mi siguiente paso como jugador era poder jugar una copa internacional, y este año lo voy a poder cumplir si Dios quiere. Tengo muchas ganas de todo esto, ganas de aceptar un rol dentro de un equipo que puede armarse para pelear por todos los frentes y siento que tengo que seguir aprendiendo muchísimas cosas todavía. Tengo que aceptar las responsabilidades que se me dan dentro del equipo y espero que sean de la mejor manera. Voy a intentar aportar en lo que me pidan tanto Seba como mis compañeros.

-No tengo fresco el recuerdo de que hayan coincidido antes con Seba González, pero sí tuvieron equipos en común (9 de Julio de Río Tercero y San Martín). ¿Qué hablaste con él y qué de la charla que tuvieron también ayudó a convencerte para aceptar la propuesta?
-Nunca coincidimos, pero sí tenemos muchos conocidos y cercanos en común en Córdoba. Las referencias que tengo suyas son las mejores. La charla que tuvimos con él en estos días fue corta, muy sincera y directa. Me dijo que me venía siguiendo hace mucho tiempo y que quería que siga haciendo lo mismo que vengo haciendo. Sabía cuáles eran mis virtudes y defectos, y su idea es que pueda explotar un poco más los aspectos positivos que tengo y mejorar algunas otras cosas en las que tal vez esté fallando o falten afianzar. Me gustó cómo charlamos, me sentí cómodo y sinceramente fue otro de los puntos importantes que me hicieron tomar la decisión de aceptar la oferta. Como te decía, creo que Quimsa era el único equipo que me podía sacar de San Martín y por eso cuando me tocó informárselo al club entendieron mi decisión y les agradecí por todo lo que me han dado.

-Lo que queda claro es que esta situación que vuelve a unirlos a Quimsa y a vos después de más de una década hace que los objetivos estén muy claros a priori.
-Sí. Uno llega con un objetivo personal al club y la próxima temporada, y después eso tiene que ir de la mano con el objetivo grupal o coincidir en algunos puntos para que todo eso vaya de la mano en beneficio del club. Por eso no cambiará mucho lo que soy, y sé que todo está en mis manos para afrontar este desafío tanto deportivo como personal. Tengo muchas expectativas, de hecho ya la próxima semana voy a arrancar con mi propia pretemporada personal, para llegar de la mejor manera después a la pretemporada del equipo. Voy a pelear para eso y a trabajar sobre todo para que a Quimsa y a mí nos vaya bien. Ojalá que podamos lograr grandes cosas.

Fotografías: Marcelo Endelli / Liga Nacional

TV Oficial

Sponsors Oficiales

Proveedores Oficiales

Transporte Oficial

Soporte Tecnológico