LDD · 24 de Noviembre de 2021

Boca Jrs.

El Cuarteto de Bo

El Xeneize basa su gran inicio de temporada en el rendimiento de sus cuatro pilares: Juan Martín Guerrero, Juan Conte Grand, Manuel Rodríguez Ortega y Santino Romegialli.

Boca Juniors empezó con buen pie la 21/22. Rápido engranó el andamiaje colectivo y esto trajo réditos. Con récord de 6-0 mira a todos desde la cima de la tabla, junto a Comunicaciones de Mercedes. Sólo ellos dos mantienen el invicto. El club de La Ribera cuenta con un equipo poderoso y lo aprovecha.

El dueño

Juan Martín Guerrero es el base. Categoría 2003, este sanjuanino promedia 19 puntos (%69 en dobles), 5 asistencias y 6 rebotes por partido. Juega 35’. Es tan alto –y sostenido- su rendimiento que mereció la oportunidad en el equipo de Liga Nacional. Así, ante la ausencia por lesión de Leo Schattmann, y si bien Boca contrató de forma temporal a Federico Mansilla, Gonzalo García le dio una chance. En el debut de la temporada de Liga Nacional como local, y ante Regatas Corrientes –nada menos-, Guerrero tuvo su premio en el segundo cuarto. Condujo con criterio y determinación. Asumió el rol. Guerrero es, de todos los juveniles, el que más participó en el equipo mayor hasta el momento.

 

Los goleadores

Con Guerrero en la organización, Conte Grand y Rodríguez Ortega son los más favorecidos. Los dos neuquinos y formados en Independiente, ambos categoría 2002. Ellos son los goleadores de este equipo de Boca.

Conte Grand empezó la temporada con un gran poder perimetral (%43 en triples), pero no sólo de triples vive el hombre, que destaca con promedios de 21.4 puntos, 6.5 rebotes, 3.8 asistencias, en casi 34 minutos en cancha.

 

Manuel Rodríguez Ortega dio la nota durante el último invierno cuando se ganó un lugar en el plantel argentino de la categoría U19 para el Mundial de Letonia. Tras esa experiencia, está teniendo un muy buen inicio de temporada en Liga de Desarrollo. Sus números hablan por él: en poco más de 32 minutos en cancha promedia 20.2 puntos, 8.8 rebotes, 3 asistencias y 2 recuperos.

 

El guardián

Santino Romegialli custodia el tablero. El pivote nacido en Firmat, provincia de Santa Fe, es categoría 2003 y formó parte del proceso previo al Mundial de Letonia. No quedó entre los 12, pero su presente es auspicioso. Romegialli, con sus 2.04 metros, promedia 35 minutos por juego con 10 puntos (un nada despreciable %30 en triples), 7 rebotes y 2 asistencias.

 

Nicolás Burgos lo acompaña. Si bien con menos presencia en cancha (casi 19 minutos por juego), el pivote de 2.09 que sí jugó el último Mundial U19 le cuida las espaldas a Romegialli. Con 8.8 puntos, 6.4 rebotes, 1.2 tapas por juego, da soluciones con su envergadura cerca de los cristales.

Boca lidera la Liga de Desarrollo por mérito propio y acomoda en un mismo equipo a muy buenos prospectos. El presente es encantador y el futuro, prometedor.

Proveedores Oficiales

Sponsors Oficiales

Soporte Tecnológico