LNB · 22 de Diciembre de 2021

Peñarol · Peñarol · Quimsa · Quimsa

Noche buena en MdP: ¡Peñarol bajó al puntero y brindará con ilusión!

El Milrayita (8-5) sorprendió a Quimsa (9-2), imponiéndose en la zona pintada y aprovechando la baja efectividad rival. Quinta victoria seguida. El regreso es el 5/1 tras las Fiestas.

Peñarol 91 - Quimsa 90

Peñarol cerró el 2021 de manera ideal, consiguiendo su quinta victoria en fila y frente al puntero Quimsa. El 91-90 se dio en un partido muy equilibrado y se resolvió en el final, a puro sufrimiento. El Polideportivo fue una fiesta, aunque el equipo de Ramella jugó diezmado, ya que no pudo contar nuevamente con Marín y Thornton.

La clave estuvo en la efectividad. El local terminó con 50% en tiros de campo (33/65), mientras que los fusionados culminaron con 41% (26/62). Además, en el rubro de dos puntos, los marplatenses finalizaron con 61% (26/42), y los santiagueños con 46% (15/32). Por otro lado, el elenco Milrayita tuvo cinco hombres en doble dígito: Buemo (20), Sansimoni (19), Glass (17), Valinotti (15) y Lockett (13). Un trabajo de equipo, en ambos costados, para bajar al líder.

 

Peñarol comenzó bien, pero el poderoso Quimsa lo hizo mejor, castigando con Cosolito, autor de 9 puntos. En cuatro minutos de juego, el visitante ganaba 14 a 8. Pero los Milrayitas reaccionaron con un goleo más repartido para arrimarse (14-12). Allí apareció Brussino para alejar al visitante con dos triples (22-15), aunque Buemo también tomó protagonismo y llegó a 13 puntos para ponerlo arriba al sonar la chicharra (29-26).

En el segundo, el ritmo bajó y en ese marco, Peñarol anotó solamente nueve unidades, mientras que Quimsa sumó 15 para irse al descanso largo ganando 41-38. Los locales se sostuvieron con lo hecho por Buemo, mientras que el visitante contó con Baralle como bandera.

 

La paridad se mantuvo en gran parte del tercer cuarto, pero en la recta final, Quimsa mejoró y Peñarol lució desgastado por el poco personal y el ritmo que traía el partido. Los visitantes pasaron de perder 55-54 a ganar 64-57 con un parcial de 10 a 2. A falta de 3 minutos para el cierre, Ramella pidió tiempo muerto. Allí levantó Peñarol, de la mano de Valinotti, para ponerse nuevamente cerca con un 7-2 (66-64). También fue importante un triple de Monacchi. En la última, una penetración del base suplente empató el marcador en 68.

Peñarol continuó con la concentración plena y el buen juego en el último cuarto, por eso sacó cinco 73-68 y luego se sobrepuso a un 6-0 del rival para entrar a los tres minutos finales arriba por 7 (81-74). La defensa fue sobresaliente y le permitió realizar ataques rápidos. De todas maneras, Quimsa se vino, de la mano de Cosolito, y le puso suspenso al cierre. Además, los locales fallaron algunos libres y por eso el sufrimiento se extendió hasta el segundo final, aunque el elenco santiagueño no encontró puntos con el triple de Baralle ni el doble de Roderick. Y la fiesta fue local.

Fuente: Prensa AdC y Prensa Peñarol. Fotografías: Prensa Peñarol.

Multimedia Relacionado

Proveedores Oficiales

Sponsors Oficiales

Soporte Tecnológico