LNB · 28 de Diciembre de 2021

En busca de regularidad: Gabriel Picatto analiza a su Regatas

El entrenador evaluó la situación del Remero, que despide un auspicioso 2021 con la ilusión de ser protagonista en la segunda parte de la actual campaña.

Gabriel Picatto siempre ofrece una mirada analítica, profunda y precisa. El entrenador del Club de Regatas Corrientes aprovechó el parate por las fiestas para hacer un balance del rendimiento de su equipo tanto en el Súper 20 como en los doce encuentros disputados de la Liga Nacional de Básquetbol para el Club de Regatas Corrientes, además del torneo de apertura que fue el Súper 20. Antes de alzar la copa para despedir el año y embarcarse rumbo a 2022, el entrenador Remero reflexionó sobre la primera etapa de la campaña.

El coach santafesino es conocido por ser sumamente reflexivo a la hora de analizar el juego y el andar de sus equipos. En este caso no fue la excepción, ya que profundizó en un balance en donde dejó interesantes reflexiones sobre el camino recorrido, con altibajos, pero con un sólido cierre de año para mirar con más esperanza el futuro.

"La construcción es un partido a la vez, un entrenamiento a la vez. Creo que el 50% de las victorias (6 triunfos y 6 derrotas) es un buen piso para cerrar el año, y uno para crecer tiene que tener una buena base donde sustentar ese crecimiento”, comenzó diciendo Piccato.

Aunque Picatto nunca se hizo justificó por las lesiones y las ausencias, es cierto que Regatas sufrió varias bajas de peso que atentaron contra su regularidad: “Hay que seguir trabajando, y quizás ahora es el momento de decirlo, pero nosotros llevamos cuatro prácticas y cuatro juegos con el equipo completo. Cualquier idea de juego necesita un tiempo, y a ese tiempo hay que tratar de acortarlo porque la competencia no te da respiro”.

Además, sostuvo que los dos triunfos frente a Gimnasia e Hispano, que le permitieron al equipo llegar al 50% de efectividad, son importantes para el futuro: “Logramos igualar el récord con mucho esfuerzo y ahora podemos mirar el futuro desde una forma mucho más esperanzadora por el simple hecho de tener completo el equipo”.

Por otro lado, volviendo al análisis del equipo, el entrenador del Fantasma usó un ejemplo para graficar el inicio irregular que tuvo el equipo en la primera parte de la Liga Nacional: “En el partido con Gimnasia de Comodoro nosotros tuvimos en los 20 minutos finales una defensa superior a cualquier equipo campeón, y esa fue la base para construir la victoria. Dentro del mismo partido tuvimos una ofensiva que estuvo por debajo cualquier equipo que se fue al descenso. Convivimos dentro del mismo partido con una defensa brillante y un pésimo ataque”.

En esa línea profundizó: “Cuando hay tanta disparidad va a haber picos de rendimientos con su caída proporcional, y eso es lo que no queremos. Queremos mantener una línea ascendente, lenta pero que crezca. Si vos atacas muy bien pero defendés muy mal, no sirve de nada, el crecimiento tiene que ser gradual”.

Por último, para cerrar su reflexión, el entrenador de 50 años finalizó con una mirada optimista: “Esto claramente es un análisis para poder entender lo que está sucediendo, pero el punto de partida y lo más importante son los jugadores, el equipo, y por suerte nosotros tenemos muy buenos jugadores que van a tener buenos y malos momento. Pero nosotros lo que queremos es que estén en la media de lo que hicieron durante toda su carrera”.

El Remero volverá a entrenarse luego del receso por las fiestas de fin de año a partir del 3 de enero nuevamente en su casa, en el José Jorge Contte. El plantel tendrá cuatro días para seguir trabajando con la mirada en su próximo duelo como preparación a su exigente presentación del 7 de enero como local en “Estadio de los Sueños” frente al puntero Quimsa de Santiago del Estero. Regatas Corrientes, empujado por su ilusión, buscará estirar la racha de dos victorias en fila conseguidas en sus últimos dos juegos para cimentar sus sueños. 

Texto: Prensa Regatas

Proveedores Oficiales

Sponsors Oficiales

Soporte Tecnológico