LFB 19 de Marzo de 2021 | Rocamora · Rocamora

Rocío Díaz, el reencuentro con el básquet después de dos años

La base/escolta, de los nombres más destacados del brillante Rocamora que llegó al Final 4 de la LFB, habló sobre las sensaciones en la previa a la definición por el título y su regreso a las canchas después de dos años inactiva.

Por Lucas Leiva

Rocamora llega con la mochila cargada de sueños e ilusiones a este Final 4 de la Liga Femenina. Luego de haber hecho una fase regular brillante donde registró un balance de 7-2 (no se clasificó de forma directa porque en el desempate por el segundo lugar de la tabla tenía desventaja sobre Berazategui), las Rojas aterrizan a una nueva definición en busca de la gloria máxima, en un logro que de conseguirlo será histórico para la institución de Concepción del Uruguay.

Es verdad que, de todas formas, ya tiene un valor increíble el haber arribado a esta definición y que eso ya tiene un reconocido mérito por todos, por la ciudad y por ser el único representante de Entre Ríos en la elite del básquet femenino, participando de forma ininterrumpida y diciendo siempre presente en estos certámenes. El club acompaña, apoya y promueve el básquet, y es así como un proyecto se convierte en una realidad con tan arduo trabajo detrás, en todas las patas que componen a la estructura de Rocamora.

Rocío Díaz es una de las figuras más importantes que tiene este joven pero muy aguerrido equipo dirigido por Lali González. Es una de las muy gratas noticias que tuvo esta Liga Femenina, con el regreso a la actividad de una jugadora distinta, de absoluta calidad y condiciones, que no había estado activa en los primeros planos en este último tiempo pero que con el equipo de su ciudad volvió a posicionarse en esa vidriera que ofrece la Liga.

En la antesala a la definición que vivirán las entrerrianas desde este viernes, habló sobre ese anhelo de haber conseguido este privilegio de jugar el Final 4 pero consciente también de que el sueño está vigente, que la vara ahora está más alta y que las chances reales de cara al objetivo de campeonar son iguales para los cuatro equipos participación.

"El Final 4 es una ilusión muy grande para todas nosotras. Es el fruto de todo nuestro trabajo, del compromiso y de la entrega de este equipo. Somos conscientes de que hay que disfrutar, pero sin perder el foco de todo lo que nos jugamos este fin de semana", cuenta Rocío.

A su vez, la perimetral agregó: "Creo que el Final 4 está dado para que cualquiera pueda tener la oportunidad de gritar campeón, pero será para el equipo que este más asertivo y más concentrado en cada partido. Sabemos que cada uno de los partidos que vamos a tener este fin de semana serán una final para todas".

La base/escolta es una jugadora ya probada desde hace tiempo, con paso por los seleccionados argentinos formativos (con presencia en los Mundiales FIBA U17 del 2010 disputado en Francia y U19 del 2011 en Chile) y un recordado periodo en Vélez Sarsfield, donde tocó posiblemente su mejor rendimiento deportivo hace algunos años atrás. Mucho más acá en el tiempo, y dado su enorme talento, dio el salto a Europa donde disputó la Liga Femenina 2 de España de la mano del Picken Claret. Para 2018, volvió al país para jugar en Zaninetti, otro de los clubes de la ciudad uruguayense, donde participó de la Liga Provincial, aunque tras ello hubo un vacío en su carrera por cuestiones personales.

Rocío entiende que esta actualidad en Rocamora tiene muchísimos tintes especiales. No solo se trata de su vuelta a los primeros planos, sino que además comprende su regreso a las canchas después de dos años. El tiempo inactiva no se notó y promedia números bárbaros: 11,4 puntos y 4,2 asistencias en 24,1 minutos de juego, siendo la tercera goleadora del equipo (detrás de Sabrina Scévola y Milagros Maza).

"Personalmente, es muy especial para mi, tiene un significado que quizas no muchos lo entiendan, pero estar alejada tanto tiempo de algo que uno ama, lo lleva a esa nostalgia del querer y por ahí no poder porque las situaciones personales no te lo permiten. Hace dos años que estaba inactiva, me costó y aún me cuesta un poco encontrarme conmigo misma y ser regular cada partido, pero creo estar dando lo mejor que puedo hasta ahora, y seguir haciendolo aún un poquito mejor".

Acá también comprende su historia de compromiso, ese compromiso de amor por el básquet, lo que tanto la ha apasionado de chica y parte de una familia con el deporte como bastión (NdR: es hermana del jugador de fútbol Mauro Díaz, actualmente en Estudiantes de La Plata, y también del jugador de básquet Saverio Díaz, que en la temporada pasada también vistió los colores de Rocamora en la Liga Argentina). Hoy se organiza para jugar, representando a Rocamora y todo Entre Ríos, teniendo una familia, siendo madre de dos niños y repartiéndose el día para poder seguir con su amor, con esa gran pasión motora de grandes sensaciones.

"Más allá de todo esto, sin dudas que estoy disfrutándolo a full y tratando de poder organizarme con mis dos hijos, que gracias a Dios, tengo a mi familia que me ayuda muchisimo para que hoy yo pueda estar jugando".

Foto: La Liga Contenidos

Sponsor Oficial

Sponsor Oficial

Proveedor Oficial

Medios

Transporte Oficial