Liga Argentina · 15 de Diciembre de 2021

· Del Progreso · Estudiantes (O)

En casa mando yo: Progre cerró invicto en su estadio

El Auriazul volvió a ganar como local, esta vez ante Estudiantes de Olavarría por 84-77 y culminó el 2021 sin caídas en su hogar.

Del Progreso 84 - Estudiantes 77

Un final de año soñado. En alza y en ganador, así se va Del Progreso al receso por las Fiestas y con un gran envión pensando en la reanudación. En la noche del martes, en el “Gigante de la calle Maipú”, el equipo dirigido por Juan Marcos Kass volvió a hacerse fuerte en casa, le ganó 84-77 a Estudiantes de Olavarría, prolongó su invicto como local, sumó su quinto triunfo en sus últimos seis juegos y escaló en las posiciones de la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol.

La doble presencia como local fue perfecta. Progre, que venía de un brillante triunfo ante Quilmes (97-69), tuvo un primer cuarto perfecto (34-19), batalló en el segundo ante la reacción del Bataraz y en el tercer parcial volvió a tomar el control de las acciones para terminar de sellar un gran festejo ante su gente, el quinto en cinco presentaciones.

Con récord 3-1 en esta Fase Regular y tres triunfos en fila, el Auriazul llegó a 17 puntos para quedar dentro del top 8, pensando en el pase a los playoffs.

Ezequiel Dupuy, de gran primera campaña con el club roquense, fue el goleador con 28 puntos, bien acompañado por Gustavo Maranguello (12 puntos, 10 rebotes y 4 asistencias), Leonardo Solis (15 puntos), Valentín Burgos (15 unidades y 5 asistencias) y Howard Wilkerson (9 puntos, 11 rebotes y 3 asistencias). En la visita, lo mejor pasó por las tareas de Martín Cabrera (19 puntos y 5 asistencias) y Jefrey Merchant (20).

El juego arrancó con Progre tomando las cosas donde las dejó ante Quilmes. Con mucha efectividad, el local pasó a dominar las acciones promediando el cuarto inicial y no paró de estirar la diferencia. A los 5 minutos se puso 17-11 y un minuto después, con un bombazo de Dupuy (imparable con 15 puntos en el segmento), el marcador quedó 23-13. Fueron diez minutos de muy alto nivel. La gente disfrutó al máximo. El local lastimó desde afuera, defendió mucho, corrió y un sensacional 34-19 premió la gran tarea colectiva. A un Dupuy imparable se le sumaron Burgos y Wilkerson, ambos con 7 puntos.

La historia cambió en el segundo parcial y tuvo lógica. A Del Progreso le costó mantener un juego casi perfecto y el Bataraz reaccionó, cambiando la defensa y teniendo más protagonismo por parte de Martín Cabrera y Merchant, más el buen ingreso de Castillo Borja, importante en defensa. Con un parcial 8-0, Estudiantes se acercó (34-27) y con otra ráfaga de 12-3, los dirigidos por Cristian Colli pasaron al frente (39-37) con un doble de Scaramuzzino. Ese parcial en contra de 20-3 fue un gran desafío para el auriazul que sufrió en ofensiva, se secó y sintió la buena marca sobre Dupuy (apenas 2 puntos en el parcial y 17 en la etapa). Y allí apareció el carácter del equipo dirigido por Kass. Solis tuvo otro buen momento y Progre se llevó la etapa 47-45.

Al regreso de los vestuarios, el local volvió a las fuentes, a su juego clásico. Apareció otra vez la defensa, el goleo repartido y las chances de poder correr. Con dos triples en fila de Solis, el aporte de Maranguello, la conducción de Burgos y las siempre efectivas participaciones de Dupuy, Progre volvió a escaparse y sacó 12 (64-52) de ventaja a 2 minutos del cierre del cuarto. Sin embargo, Estudiantes volvió a reaccionar, achicó y el dueño de casa entró a los últimos diez minutos ganando 68-60.

En el último cuarto, Del Progreso comenzó muy bien, concentrado y defendiendo de manera brillante. Con un triple de Dupuy y un doble de Sanz, el “Gigante” explotó y el marcador quedó 73-60. A partir de allí y por poco más de tres minutos, hubo un “bache” ofensivo en ambos, la diferencia se mantuvo y el negocio fue para “Progre”. Con dos minutos para el final, la historia volvió a quedar en dos dígitos de diferencia y pese a los intentos de Cabrera y los aciertos de Pérez, Estudiantes no pudo cambiar el rumbo de la noche. Llegó a quedar a 5 puntos, pero hasta ahí llegó la reacción. Progre perdió por faltas a Dupuy y Wilkerson, pero tuvo un buen cierre, cuidando todo en defensa y sellando el triunfo desde la línea.

El final encontró al Auriazul festejando otro valioso triunfo ante un duro rival, confirmando el gran crecimiento en este tramo de la Liga y disfrutando de una fuerte localía. Ahora, a descansar y renovar energías para el verano del 2022.

Del Progreso (84): Valentín Burgos 15, Leonardo Solis 15, Ezequiel Dupuy 28 (x), Gustavo Maranguello 12 y Howard Wilkerson 9 (x) (FI); Facundo Sanz 2, Mauricio Pane 3, Marco Roumec0, Juan Ávila 0 y Diego Agnoli 0. DT: Juan Marcos Kass.
Estudiantes de Olavarría (77): Martín Cabrera 19, Mateo Battistino 6, Juan Ignacio Fernández 0, Jefrey Merchant 20 y Cristian Scaramuzzino 8 (FI); Tomás Pérez 10, Fermin Callegaro 0, Johu Castillo Borja 11, Alejo Andrés 3 y Juan Aman 0. DT: Cristian Colli.
Parciales: 34-19,47-45 y 68-60.
Árbitros: Maxi Cáceres, José Lugli y Nicolás Larrasolo.
Estadio: “Gigante de la calle Maipú”.
Informe: Prensa Del Progreso.

Sponsor Oficial

Sponsor Oficial

Proveedor Oficial

Medios

Transporte Oficial