Club Atlético Unión

Santa Fe (Santa Fe)

Liga Argentina · 13 de Septiembre de 2020

Union

“Quiero ascender y cumplir el sueño de jugar la Liga Nacional”

Erbel De Pietro, flamante incorporación de Unión de Santa Fe para la próxima temporada, se refirió a su llegada al club, su regreso a la categoría y su anhelo de poder jugar en la élite.

Dentro de lo que concierne al armado de su plantel de cara a la próxima temporada de la Liga Argentina, Unión de Santa Fe es uno de los clubes que ha movido varias fichas dentro del mercado de pases. En este orden, además de darle continuidad renovándole el vínculo a varios de sus jóvenes, pibes que son la base del club como Andrés Jaime, Mati Borsatti, Jordi Godoy, entre otros, también se armó con mayores importantes, de recorrido interesante para proyectar un grupo ambicioso y con potencial a verse muy explosivo, tal y como sucedió la pasada campaña.

En este último grupo, el de los fichajes y las caras nuevas, el Tatengue hizo un movimiento fuerte al concretar la incorporación de Erbel De Pietro, uno de los mejores anotadores que tuvo la categoría en los últimos años. El alero de 1,84 metros y 32 años (nació el 18 de junio de 1988 en Pigüé, Buenos Aires) es un artillero nato, que más allá de sus varios años defendiendo los colores de Racing de Chivilcoy, donde siempre fue figura, viene ahora de otro año en altísimo nivel jugando para Los Indios de Moreno en el Torneo Federal, también dejando su excelente marca en números.

De Pietro viene de una 2019/20 jugando en el tercer escalón del básquet nacional donde arrojó medias sorprendentes de 22,6 puntos, 4,7 rebotes y 2,4 asistencias en 22 presentaciones, siendo uno de los referentes de Los Indios a lo largo del torneo. El club de Moreno venía siendo uno de los grandes protagonistas de la zona Metropolitana, y el pigüense había podido desplegar todo su repertorio en estos últimos meses.

Pero, como dijimos previamente, Kiki De Pietro tiene una fuerte identificación con Racing de Chivilcoy, equipo con el que supo brillar y que lo encontró en su mejor momento deportivo durante varios años. Fue clave en los ascensos del club, del Provincial al Federal en el 2016, y después del Federal a la Liga Argentina en la 2017/18. En este último ascenso, ya arrojaba medias abrumadoras de 19,7 puntos por noche (máximo anotador de la fase regular).

Ascendió con Racing del Provincial al Federal en 2016, y del Federal a la Liga Argentina en 2018.

El punto de inflexión se dio quizá en la 2018/19 de la Liga Argentina, donde tuvo su hasta ahora mejor temporada en la segunda categoría. Defendiendo los colores de la Academia, De Pietro firmó una estupenda campaña de 18,7 puntos (6° mejor anotador del torneo), 2,8 rebotes, 1,6 asistencias y 1,3 recuperos en 37 presentaciones. Efecitividad brillante, ya que en su rubro goleador marcó un 40% en triples, y todos estos registros lo llevaron a estar dentro del quinteto ideal de la Liga Argentina de esa temporada (junto al MVP Lisandro Rasio, más Rodrigo Gallegos, Rodrigo Sánchez y Corbin Jackson).

Para Kiki De Pietro la que se avecina será su quinta temporada en el segundo nivel. Habiendo pasado por equipos como GEBA en el torneo de Capital para después recalar en Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque (GEVP) donde ascendió desde la Liga B al TNA disputando este último certamen en la 2010/11 donde debutó, luego el alero pasó un segundo año en esta categoría cuando defendió los colores de Asociación Italiana de Charata en la 2011/12 y en la campaña siguiente defendió los colores de San Lorenzo de Chivilcoy con la 2012/13. Volvería a este nivel con Racing en la ya mencionada 18/19, algo que lo encontró con una madurez muchísimo mayor a aquel primer periodo donde tenía entre 22 y 25 años.

¿Qué sucedió en el medio de esa 12/13 y la de su vuelta a la categoría con Racing en la 18/19? Paso por el Torneo Federal, jugando para equipos como Parque Sur y Regatas de Concepción del Uruguay (13/14 y 14/15 respectivamente) y Atlético Tala (15/16), hasta su llegada a Chivilcoy en 2016, donde ya conseguiría los dos ascensos mencionados previamente. Tras finalizar su exitoso ciclo con Racing, el año pasado armó sus valijas y se trasladó a Bolivia para jugar en Nacional de Oruro.

En sus inicios con GEVP (foto: Marcelo Endelli).

En la siguiente charla, De Pietro se refirió a lo que significó su regreso a la Liga Argentina de la mano de Unión. Su contacto con el club santafesino, la expectativa por la temporada que se avecina, cómo se mantiene durante el aislamiento social a raíz de la pandemia, los deseos que tenía por regresar a la categoría y hasta su sueño por llegar a jugar en la Liga Nacional. Desde Chivilcoy, y tras pasar unos días en su Pigüé natal donde compartió tiempo junto a su hija Juana, Kiki se entrena pensando en el arranque de una nueva temporada con grandes desafíos y objetivos por cumplir.

- ¿Cómo estás pasando estos días de aislamiento y cómo te mantenés desde la parte deportiva?
. Estuve unos días con mi hija en las sierras de Pigüe, en el campo, desconectándome un poco de todo, del celular y demás. Conectándome un poco con la naturaleza y sobre todo con mi hija. Ahora estoy acá en Chivilcoy, entrenándome, moviéndome un poco.

- En algún punto, esto de ya haber firmado un vínculo con Unión y asegurarte equipo de cara a lo que viene, imagino que te trasladará cierta tranquilidad.
. Sí, seguro. En algún momento me preocupó todo esto... la incertidumbre de no tener laburo, no tener club, no saber cuándo vamos a arrancar. Ahora estamos confiando que todo esto arranque en enero, hay que rebuscársela. Por ese lado, el haber ya conseguido un contrato, desde lo económico incluso, ya es una calma. Arrancar en enero es el pronóstico más alentador dentro de todo.

- ¿Hablaste con Juanfra del equipo?
. Charlé con Juanfra, sí. Me habló un montón de la idea del equipo, y me copó un montón su idea de juego. Me explicó también cómo funcionaba el club. Todo esto me genera por supuesto muchísimas ganas de empezar a entrenar, de empezar a moverme con compañeros. Si bien hoy me estoy moviendo solo, necesito ese contacto de jugar uno contra uno, dos contra dos, por lo menos para ver cómo estoy y medirme un poco.

En la 2018/19 fue uno de los máximos anotadores de la Liga Argentina e integró el quinteto ideal de la temporada.

- Ahora volvés a la Liga después de un año bisagra. ¿Qué te genera toda esta situación?
. El año pasado tuve que tomar algunas decisiones más económicas por unas cuestiones personales. Prioricé estar cerca de Juana, porque me había ido a Bolivia por tres meses y era la primera vez que me separaba de mi hija, y era como muy fuerte. Este año lo analicé, lo hablé con la mamá de mi hija y me dio el apoyo total para que me vaya a Unión y volver a la Liga Argentina. Quería volver a la Liga Argentina o tener la posibilidad de estar en la Liga Nacional, era uno de mis objetivos de este año.

- Venís de una continuidad muy fuerte con Los Indios, donde mantuviste ese nivel que te caracterizó mucho en estos últimos años.
. Sí. El año pasado en Moreno fue una linda temporada. Un desafío interesante, con un equipo que se había armado muy bien, después se reforzó con Pappalardi y el equipo funcionó mucho mejor. Habíamos agarrado una cierta química dentro del equipo en la cual todos nos sentíamos cómodos, pero luego nos vino todo esto y un poco de forma abrupta se nos cortó todo. Ojalá que este año pueda ir lo más arriba posible, que es siempre el objetivo de Unión en cada temporada.

- ¿Objetivos para la próxima Liga desde lo personal?
. Espero que este año poder entrenarme bien fuerte y cumplir el objetivo del ascenso, no me quiero quedar sin el ascenso a la Liga. Quiero en estos años poder cumplir eso, ascender y poder cumplir también el sueño de jugar la Liga Nacional. Para mí siempre fue un sueño jugar la Liga Nacional. Disfruto muchísimo jugar al básquet, amo este deporte y cumplir algún logro más estaría muy bien. Así, en algún momento y por decirlo de alguna manera, me podría retirar conforme.

Informe: Prensa AdC

Sponsor Oficial

Sponsor Oficial

Proveedor Oficial

Medios

Transporte Oficial