LNB · 21 de Diciembre de 2021

H. Americano · Regatas

Un Fantasma sin piedad: Regatas no le tuvo piedad a Hispano

Una lluvia de puntos, concentración y mentalidad de acero, las claves del Remero que mostró su mejor versión y goleó al Celeste con siete jugadores en doble dígito.

Regatas 114 - Hispano 73

Detenerse un minuto en el medio del partido ya demostraba la realidad que se vivió en el Contte esta noche de lunes. De un lado el local, Regatas, disfrutando un básquet de alto vuelo, sin soltar el pie del acelerador y con mucho hambre. Del otro Hispano, deslucido, aturdido por la facilidad de rompimiento hacia el aro de su rival y sin encontrarle respuestas. Los dueños de casa estuvieron en su salsa, en la versión más explosiva vista hasta el momento y abriendo una puerta grande a la ilusión de lo que puede generar el equipo con mayor aplomo. No fue casualidad lo de hoy, porque este equipo de Piccato va adquiriendo solidez, se suelta y vuela cuando lo hace. Contundente victoria por 114-73, sin darle ninguna chance al conjunto santacruceño.

Sin dudas que esto hace que Regatas se vaya a las fiestas esbozando una sonrisa. Es cierto, todavía le falta porque lo hecho hasta ahora no le alcanza (récord 6-6, deambulando en la mitad de la tabla), pero son buenos síntomas de cómo puede funcionar el equipo si está enchufado y fortalece sus sociedades. Lo hizo bien en ambos costados y quedó en evidencia, de la mano de un Potrillo Arengo que la rompió una vez más (17 tantos, 4 rebotes y 6 asistencias) pero acompañado por otros buenos valores: Piñero (16 puntos con 4/6 en triples), Giordano (16 puntos), McGhee (14 tantos y 7 rebotes), el inoxidable Paolo Quinteros (11 y 7), Caffaro (17 unidades) y Hogan (11). Top lo del Fantasma, pudiendo explotar en todos los costados de la cancha y sin bajar la intensidad.

Un equipo que mostró una faceta defensiva mucho más sólida, y que fluyó de manera perfecta en ataque, con buena circulación de balón, un reparto bien equitativo en el protagonismo ofensivo y que además encontró el camino al gol en varias manos (anotaron 11 jugadores). Dentro de los destacados, el Remero se apoyó en dos actuaciones determinantes, por encima del resto: Arengo y Piñero, quienes llevaron las riendas del equipo.

Un gran arranque de Regatas explotando sus virtudes ofensivas, juego de pick and roll y tiro a distancia, pusieron un parcial inicial de 17 a 4 en los primeros seis de juego. Huarte varió la ecuación moviendo el banco para tratar de inyectarle más dinámica a su equipo, pero el resultado fue el mismo. Con pura intensidad defensiva y con un excelente juego en la caída tras la cortina, el Remero tuvo su mejor inicio en esta Liga y se llevó el primer cuarto 28 a 11 (superó el 27 a 13 frente a Peñarol en Mar del Plata).

Los de Piccato con la segunda unidad en cancha no aflojaron en cuanto a vertiginosidad ni a presión, con buenos ingresos desde el banco (anotaron los cuatro que entraron) y con un equipo que se mostró solidario en ataque, pasándose el balón y repartiendo sus goles. Así, el Fantasma aprovechó el envión para despegarse y estirar la diferencia jugada tras jugada en lo que fue un primer tiempo casi perfecto y totalmente redondo,ganando 56 a 25.

Regatas se relajó tras la excelente primera mitad, y si bien llegó a estirar la máxima distancia a 38 unidades (65 a 27) en dos de juego, le permitió a su rival levantarse con algunas bombas a los seis y fracción de juego para dejar las cosas 70 a 43. Eso obligó al coach Remero a pedir tiempo muerto, y sus dirigidos reaccionaron inmediatamente, respondiendo de la misma forma, desde el perímetro, para dejar nuevamente la distancia por encima de los 30 puntos y cerrar el tercer parcial en 84 a 53.

Si bien la diferencia fue sumamente favorable y solo una catástrofe podía revertir la historia, Regatas no se detuvo con su ambición, no frenó la intensidad y siguió lastimando desde todas las vías de gol. Llegó a ponerse al frente hasta por 42 puntos promediando el parcial en el 103 a 61. El juego ya estaba definido y ambos equipos aprovecharon para darle minutos a los juveniles, hasta tuvo sus primeros minutos el congoleño Christ Bonazebi. Así terminaron de decorar el resultado con una gran victoria regatense por 114 a 73.

De esta forma, el equipo del parque Mitre sumó su sexta victoria en el torneo y alcanzó el 50% de efectividad (6 derrotas). Pero lo más importante es el lavado de cara que pudo llevar adelante para cerrar el 2021 mostrando una buena imagen.

Informe: Prensa Regatas y Prensa AdC. Fotografías: Prensa Regatas.

Multimedia Relacionado

Proveedores Oficiales

Sponsors Oficiales

Soporte Tecnológico